Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, de George Lucas | Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, de George Lucas
Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza – Reseña por Lautaro Sillero

Título original: Star Wars
Año: 1977
Duración: 121 min.
País: Estados Unidos
Dirección: George Lucas
Guión: George Lucas
Música: John Williams
Fotografía: Gilbert Taylor
Reparto: Mark Hamill, Harrison Ford, Carrie Fisher, Alec Guinness, Peter Cushing, David Prowse, Peter Mayhew, Anthony Daniels, Kenny Baker, Phil Brown, Shelagh Fraser, Garrick Hagon, Denis Lawson, Alex McCrindle, Richard LeParmentier, Drewe Henley, Jack Purvis, Don Henderson, William Hootkins y Malcolm Tierney
Productora: Lucasfilm / Twentieth Century Fox Film Corporation
Género: Ciencia ficción. Aventuras | Aventura espacial.

FRANQUICIA DE OTRA GALAXIA

Este 2018 se cumplen 41 años desde que se estrenó este film, iniciando el mito de Star Wars. A lo largo de cuatro décadas; diez películas (y dos más en producción); cuatro series animadas; decenas de novelas, comics y videojuegos; una compra de derechos por parte de Disney y un especial navideño que ha caído en el olvido, Star Wars se ha ido creando su propia leyenda que la convierte en una de las franquicias más rentables de la historia y en un verdadero ícono de la cultura pop.

Hoy, en Películas Inoxidables, nos metemos de lleno en una que dio inicio a todo, sus influencias y de cómo cambió el cine.

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, de George Lucas

UNA PELÍCULA SUBIDA A HOMBROS DE GIGANTES

Si el Episodio IV fuera una fórmula matemática, esta sería: cine asiático + western + naves espaciales, y al resultado de esta suma habría que multiplicarlo por la banda sonora de John Williams.

Una de las influencias más notables de Lucas fue el genio japonés Akira Kurosawa, quién popularizó la figura del samurái y la de su famoso código de honor en Occidente gracias a cintas como “Los siete samuráis”.

Además, el cineasta nipón dirigió en 1958 “La fortaleza oculta”, cinta con una trama muy similar a “Una nueva esperanza”, donde un viejo guerrero debe escoltar a una princesa y en la que figuran dos secundarios muy similares a cierta pareja de droides.

Esta huella oriental también se haya presente en conceptos como la Fuerza, los caballeros Jedi; y hasta en el casco de Darth Vader, muy similar a un “kabuto” (casco) japonés.

El western, género que a su vez influyó al ya citado Kurosawa, lo podemos encontrar en ese aire aventurero que campa por toda la obra, la mítica escena de la cantina y más especialmente en el personaje del contrabandista Han Solo, una suerte de cowboy del espacio.

Si a esto agregamos la fascinación natural que ejerce el espacio y la maravillosa música que compuso Williams, tenemos un producto que sabe muy bien qué cosas tomar de sus influencias para innovar, y al mismo tiempo, ser un magnífico entretenimiento.

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, de George Lucas

UNA HISTORIA MUY BIEN NARRADA

La historia de la primera entrega de “La guerra de las galaxias” es sencilla, pero potente y está muy bien contada.

Luke Skywalker, un granjero del planeta Tatooine con ansias de aventuras, descubre en un droide que ha comprado recientemente, un mensaje de ayuda de la princesa Leia Organa. Tras este descubrimiento casual, nuestro héroe se verá implicado en una trama en la que se entremezclan una vieja religión, el maligno Imperio Galáctico y la Alianza Rebelde.

Además, Luke se ve motivado por el deseo de continuar el legado de su padre, quién murió antes del nacimiento de su hijo y fue un gran guerrero.

Algo que creo importante señalar es que este film parece adherir a una regla básica e importantísima de toda narrativa audiovisual: muestra, no cuentes. O sea, la idea consiste en no pararse a explicar nada innecesariamente y dejar que las acciones hablen por sí mismas.

Un buen ejemplo de esto son las acciones de Darth Vader que lo pintan como un personaje temido y solo se nos menciona una vez su pasado.

También hay que tener en cuenta la continua mención que se hacen a diversos hechos e instituciones sin pararse a entrar en detalles innecesarios, e incluso con aquellos términos que se explican como la Fuerza, la película es muy vaga, prefiriendo que nosotros como espectadores pongamos a trabajar nuestra imaginación, esto suele ser mucho mejor a que nos den todo explicado.

Tal vez pueda parecer muy sencillo, pero esto aporta mucho a cualquier film y considero que contribuyó mucho a su éxito y a ser recordada como es.

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, de George Lucas

INFLUENCIA POSTERIOR

Antes de que George Lucas hiciera su película, la ciencia-ficción en el cine era vista como un medio casi intelectual, era un género de nicho. Basta comparar cualquier entrega de La Guerra de las Galaxias con obras como “Solaris” (1972), de Andrei Tarkovsky o con 2001: Odisea del espacio (1968), de Stanley Kubrick para ver cuán nueva se sentía en comparación a otras de su mismo género.

“Una nueva esperanza” no solo abrió otros caminos en la ciencia-ficción, sino que también cambió la forma en que se enfocaban las producciones destinadas a ser éxitos de taquillas, influencia que afectó al cine de los años 80 y que aún se mantiene vigente al día de hoy con las franquicias de Marvel o DC.

Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza, de George Lucas

Star Wars: Episodio IV: Una nueva esperanza | ► Para terminar

Cuando pienso en esta película -y en la saga Star Wars en general- me debato entre dos actitudes. La primera es notar sus fallos como un crítico implacable. Me fijo en algunos diálogos que por poco no son ridículos y en aquellos aspectos que no han envejecido especialmente bien.

La segunda consiste en que me deje llevar por la fantasía, por su banda sonora y por la diversión, los cuáles no hacen daño.

Pero si puedo sacar algo en claro tras rever “Una nueva esperanza” y su secuela “El imperio contraataca” es que se tratan de buenas obras de arte, con la enorme virtud de hacernos soñar con una galaxia muy, muy lejana.

Y creo que es por esto, amigos míos, que creo que tienen que ver Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza.

Reseña: Lautaro Sillero

Trailer original de Stars Wars, Episodio IV: una nueva esperanza

Más Películas Inoxidables con reseñas de Lautaro Sillero

► Ver Star Wars, Episodio IV: Una nueva esperanza en Netflix